Mejores libros escritos por niños

mejores libros escritos

Mejores libros escritos por niños, han de ser pocos, pero actualmente. Pero los que se encuentran, pasan a formar parte de las joyas invaluables que se fueron dando a través de la historia.

Los mejores libros escritos por niños tienen grandiosas historias por contar, estos son los más reconocidos.

La primera niña escritora

            La primera niña escritora, el podio, lo lleva Daisy Ashford. Quien nació en 1871 en Inglaterra. Fue tan solo a los 9 años de edad que pasó a escribir Los Jóvenes Visitantes.

Su traducción al inglés de título The Young Visiters or Mister Salteena’s Plan. Fue una novela corta que cuenta las anécdotas de un triángulo amoroso muy cómico. Este busca ridiculizar a la aristocracia inglesa.

Este libro se pudo publicar en el año de 1919. Luego de que su escritora encontrase su libreta en un antiguo cajón. Este llegase a manos de Frank Swinnerton. Un apasionado novelista y lector para la editorial Chatto and Windus.

La misma editorial ha publicado para celebridades como H.G. Wells, Aldous Huxley, Samuel Beckett, Mark Twain.

Swinnerton, paso a recomendar ampliamente la publicación de la novela tal y como se había escrito. Con errores ortográficos por doquier. El hecho fue que J.M Barrie pudo acceder a escribir el prefacio, que involucraría una que otra sospecha. Hoy ampliamente desacreditadas y que el autor de la misma fuese el propio Barrie.

Pero dentro de la mirada infantil, se recomienda como uno de los mejores libros escritos por niños el de Los Jóvenes Visitantes.

Teniendo una mirada infantil e incisiva sobre las responsabilidades y el mundo adulto. Esto conquistó de inmediato a los chicos y grandes. A todo esto, también pasó a conquistar a los críticos. Quienes, de más en avanzada, usaron su obra como un ejemplo.

De hecho, tanto fue su éxito, que se reeditó unas 18 veces. Para el año de la muerte de Ashford, el New York Time le calificaba a esta obra como delicada y salvaje.

Ana Frank, de los mejores libros escritos y su relato

            En nuestra línea de tiempo, nos preside, Ana Frank. Quien a los 13 y 15 años pasaría a escribir de forma controversial. Su obra más leída en manera mundial, el diario que se publicaría en 1947 por su padre.

Luego en los años de 1962 a los 4 años, la norteamericana Dorothy Straight paso a escribir Como Comenzó El Mundo. Cuya traducción al inglés sería How The World Began. Esto lo hizo como un presente de cumpleaños a su abuela.

Luego 2 años más tarde, Pantheon Books lo editó y posteriormente lo puso a la circulación con mucha notoriedad.

Otro salto que se daría, sería el de la escritora india Samhita Ami, con su obra El Mahabharata: Contado por una niña. Ella comenzó a escribir e ilustrar con la edad de 8 años y pudo publicar por medio de la editorial Tara Books en el 96.

La publicación de este, uno de los mejores libros escritos por niños, se llevó a cabo a la edad de 12 años. Posteriormente se ha llegado a traducir a unos 8 idiomas y con una venta en alza de 50 mil copias.

Por último y recientemente guardando una vinculación con el diario de Ana Frank, se tiene El Diario De Francisca. Este es un ejemplar editado por P. Castillo y A. González.

Cuenta la historia de una niña de nombre Francisca Márquez, 12 años. Justo contaba unos cuantos meses de lo que era su vida y da un antes y un después de lo que se conoce como golpe militar en Chile del año 73.

Muchas voces en otros libros, mejores libros escritos

Algunas personas pueden llegar a considerar los casos anteriormente mencionados como mentes prodigiosas.

Porque el componer tales obras literarias en edades tan tempranas es algo muy impresionante. Lo es a su vez por encontrarse con editores que supieran valorar y publicar en su momento.

Ciertamente existe mucha espontaneidad y una belleza notoria. No solo en las palabras escritas por los niños o las niñas si no que no han de ser suficientes para poder publicar en un libro.

Los espacios son una creación abundante que se abre para ellos suele ser poco frecuente. Y que se comprenda en un trabajo sostenido y a la vez estructurado, puede permitir la publicación posterior a un libro.

Lo único que hace falta es que un adulto pueda insertar dicha obra en el mercado editorial.

Por último, de este ejemplo tenemos El Humor En La Escuela. Por el profesor uruguayo José María Firpo, quien fue uno de los primeros en lograrlo bajo el formato de antología. Para el año de 1975.Luego, estando en Buenos Aires, por medio de un mejor título ¡Que Porquería Es El Glóbulo! Que se ha mantenido en boca de los lectores. Es allí donde pudo reunirse con los chicos contando diversos aspectos de la vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *